Banner Aleman Abogados

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

sábado, 28 de marzo de 2015

Concursal. Art. 82 y 83 LC. Inclusión del crédito que ostenta la concursada contra la Hacienda Pública derivado de la devolución por IVA. Dicha inclusión no queda supeditada a la comprobación por parte de la AEAT. Estas facultades de comprobación de la Administración tributaria afectan a la exigibilidad del derecho pero no a su nacimiento.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid (s. 28ª) de 12 de enero de 2015.

¿Conoces la FUNDACIÓN VICENTE FERRER?. ¿Apadrinarías un niño/a por solo 18 € al mes?. Yo ya lo he hecho. Se llaman Abhiran y Anji. Tienen 7 y 8 años y una mirada y sonrisa cautivadoras.
[Ver esta resolución completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
PRIMERO. Por el Abogado del Estado, en representación de la AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA, se interpuso demanda de incidente concursal en ejercicio de la acción de impugnación del inventario de la masa activa por la que solicitaba que "el crédito recogido en la masa activa y relativo a la Hacienda Pública queda supeditado a la comprobación por parte de la Administración y, concretamente, al tratarse de una devolución, al reconocimiento de la AEAT." La demanda se refería al crédito que ostentaba la concursada contra la Hacienda Pública derivado de la devolución por IVA pendiente del ejercicio 2010. El informe de la Administración concursal se tuvo por presentado en fecha 26 de junio de 2011, sin que tengamos datos sobre la fecha de emisión.
Sostiene la AEAT que en el inventario deben incluirse los bienes o derechos integrados en la masa activa a la fecha del cierre, que será el día anterior a la emisión de su informe. El crédito incluido en el inventario, al tratarse de una devolución, queda supeditado a que la devolución haya sido reconocida por la Administración Tributaria tras su comprobación.
La sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil resultó desestimatoria de la pretensión ejercitada y, con remisión a lo dispuesto en el artículo 115 de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, señala que la fecha del nacimiento del derecho a devolución es el 31 de diciembre de cada año, de manera que, al resultar el Informe de la Administración Concursal posterior a esa fecha, debe ser incluido el crédito correspondiente.



Frente a la citada sentencia se alza el recurso de apelación interpuesto por el Abogado del estado en representación de la AEAT.
Considera la recurrente que la sentencia confunde el nacimiento del "derecho a la solicitud" con el nacimiento del "derecho a la devolución", que no surge sin más por haberse emitido el Informe de la Administración concursal en fecha posterior al 31 de diciembre de cada año.
Según esto, la solicitud está sujeta a comprobación administrativa y la sentencia no solo no afirma la sujeción a la correspondiente comprobación sino que con base a dicha motivación errónea se le imponen las costas. Se remite a lo dispuesto en el artículo 148 LGT sobre las actuaciones inspectoras y a los artículos 31 LGT y 115 a 118 de la Ley 37/1992 reguladora del IVA. Y con cita de las sentencias del Tribunal de Conflictos de Jurisdicción de 25 de junio de 2007 y 22 de junio de 2009 sostiene que corresponde a la Administración tributaria conocer, investigar, y resolver acerca de la existencia y, en su caso, cuantía del derecho a la devolución de importes deducibles del pago del IVA.
SEGUNDO. Debemos destacar en primer lugar que, pese a la cita de las sentencias del Tribunal de Conflictos de Jurisdicción, no se plantea aquí ninguna controversia sobre las facultades que ostenta la Administración tributaria en relación a la devolución del IVA.
El planteamiento de la parte apelante no deja de resultar contradictorio, pues al tiempo que no discute la inclusión en el inventario del crédito por devolución de IVA, mantiene que el crédito no surge sino hasta la posterior comprobación y reconocimiento por parte de la Administración tributaria, y solicita que se declare que está sujeto a comprobación (debe entenderse al tiempo de la interposición de la demanda).
El artículo 115 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el valor añadido, dedicado a los supuestos generales de devolución, establece lo siguiente: Uno. Los sujetos pasivos que no hayan podido hacer efectivas las deducciones originadas en un período de liquidación por el procedimiento previsto en el artículo 99 de esta Ley, por exceder la cuantía de las mismas de la de las cuotas devengadas, tendrán derecho a solicitar la devolución del saldo a su favor existente a 31 de diciembre de cada año en la autoliquidación correspondiente al último período de liquidación de dicho año.
Dos. No obstante, tendrán derecho a solicitar la devolución del saldo a su favor existente al término de cada período de liquidación los sujetos pasivos a que se refiere el artículo 116 de esta Ley.
Tres. En los supuestos a que se refieren este artículo y el siguiente, la Administración procederá, en su caso, a practicar liquidación provisional dentro de los seis meses siguientes al término del plazo previsto para la presentación de la autoliquidación en que se solicite la devolución del Impuesto. No obstante, cuando la citada autoliquidación se hubiera presentado fuera de este plazo, los seis meses se computarán desde la fecha de su presentación.
Cuando de la autoliquidación o, en su caso, de la liquidación provisional resulte cantidad a devolver, la Administración tributaria procederá a su devolución de oficio, sin perjuicio de la práctica de las ulteriores liquidaciones provisionales o definitivas, que procedan.
El procedimiento de devolución será el previsto en los artículos 124 a 127, ambos inclusive, de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y en su normativa de desarrollo.
Si la liquidación provisional no se hubiera practicado en el plazo establecido en el primer párrafo de este apartado, la Administración tributaria procederá a devolver de oficio el importe total de la cantidad solicitada, sin perjuicio de la práctica de las liquidaciones provisionales o definitivas ulteriores que pudieran resultar procedentes.
Transcurrido el plazo establecido en el primer párrafo de este apartado sin que se haya ordenado el pago de la devolución por causa imputable a la Administración tributaria, se aplicará a la cantidad pendiente de devolución el interés de demora a que se refiere el artículo 26.6 de la Ley General Tributaria, desde el día siguiente al de la finalización de dicho plazo y hasta la fecha del ordenamiento de su pago, sin necesidad de que el sujeto pasivo así lo reclame.
Reglamentariamente se determinarán el procedimiento y la forma de pago de la devolución de oficio a que se refiere el presente apartado.
Tras la solicitud de devolución del saldo existente a 31 de diciembre a favor del sujeto pasivo, la Administración tributaria dispone de un plazo de seis meses para practicar la liquidación provisional. Cuando de la liquidación resulte cantidad a devolver la Administración tributaria procederá a la devolución de oficio.
Si la liquidación provisional no se hubiera practicado en el plazo indicado, la Administración tributaria procederá a devolver de oficio el importe total de la cantidad solicitada.
Pero estas facultades de comprobación de la Administración tributaria no afectan al nacimiento del derecho.
El derecho nace con el saldo favorable a 31 de diciembre, sin perjuicio de las facultades de autoliquidación del sujeto pasivo y las de liquidación de la Administración tributaria dentro del periodo de comprobación. El "derecho a la devolución del saldo" no es otra cosa que la exigibilidad del crédito, lo que no supone que nazca entonces el derecho.
Por otra parte lo único que se precisa que sea incluido en el inventario es el conjunto de bienes y derechos del deudor, de manera que el derecho se incluye esté o no condicionado. El inventario solo requiere la inclusión del crédito, no sus circunstancias, al margen del limitado alcance del inventario, de naturaleza esencialmente informativa.

De este modo las facultades de impugnación del inventario se circunscriben a la inclusión o exclusión de bienes o derechos, o al aumento o disminución del avalúo de los incluidos y no a otros extremos (artículo 96.2 LC).

No hay comentarios:

Publicar un comentario