Banner Aleman Abogados

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

jueves, 8 de enero de 2015

Penal – P. Especial. Tráfico de drogas. Agravación cuando se trate de conductas de extrema gravedad.

Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de diciembre de 2014 (D. Francisco Monterde Ferrer).

[Ver sentencia completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
TERCERO. - (...) 3. En primer lugar, se pretende en el motivo la inaplicación del subtipo agravado del art. 370.3°. Dicho precepto castiga con la pena superior en uno o dos grados el tráfico de drogas.
Establece el precepto invocado que se impondrá la pena superior en uno o dos grados a las previstas en el art. 368 cuando:
"Las conductas descritas en el art. 368 fuesen de extrema gravedad.
Se consideran de extrema gravedad los casos en que la cantidad de las sustancias a que se refiere el art. 368 excediere notablemente de la considerada como de notoria importancia, o se hayan utilizado buques o aeronaves como medio de transporte específico, o se hayan llevado a cabo las conductas indicadas simulando operaciones de comercio internacional entre empresas, o se trate de redes internaciones dedicadas a este tipo de actividades, o cuando concurrieren tres o más de las circunstancias previstas en el art. 369.1.".
Es evidente la correcta subsunción de los hechos que la sentencia declara probados en dicho precepto. En el caso examinado nos encontramos ante un supuesto de utilización de barcos como medio de transporte, así como la ejecución del proyecto bajo la cobertura de una operación de comercio internacional. Lo que constituye un plus de antijuridicidad merecedor de mayor reproche y por tanto de una penalidad más grave. Sin que ninguno de los dos supuestos, alternativamente contemplados en al art. 370 párrafo penúltimo, ofrezca ninguna duda de subsunción.
No procede atender a un examen comparativo con la pena impuesta a otro acusado. Lo trascendente a los efectos de la revisión del acierto en la aplicación de la norma es constatar si se trata de una conducta que integre o no el tipo, visto lo cual, no caben otras consideraciones.
En fin, la pena ha sido impuesta sólo en un grado superior lo que, desde luego, se corresponde con la gravedad de los hechos.

Por todo ello, el motivo ha de ser desestimado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario