banner cabecera

banner cabecera

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Procesal Civil. Litisconsorcio pasivo necesario. No es posible apreciarlo en supuestos de culpa extracontractual, cuando el fundamento de tal excepción radica en que el imputado como autor de la acción culpable o negligente articula su defensa señalando a terceros como posibles responsables del evento dañoso. Lo que se enjuicia es la responsabilidad del demandado. Si resulta acreditada su autoría o su deber de responder, la demanda será estimada. Si no resultase probada, deberá desestimarse la pretensión del actor. Pero no puede acudirse al sistema de señalar posibles autores o coautores en el ámbito de la culpa extracontractual.

Sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña (s. 3ª) de 11 de julio de 2016 (D. Rafael Jesús Fernández-Porto García).

[Ver esta resolución completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
TERCERO.- Litisconsorcio pasivo necesario.- En el primer motivo del recurso de apelación interpuesto por el demandado se reitera la excepción de falta de litisconsorcio pasivo necesario, porque no se llamó al litigio al maderista, que era el responsable de la corta, y a quien se había facilitado el plano que aportó posteriormente al atestado levantado por la Guardia Civil; haciendo hincapié en que la sentencia condenatoria se fundamenta precisamente en la declaración testifical del maderista para establecer la responsabilidad del apelante.
El motivo no puede ser estimado.
1º.- La necesidad del litisconsorcio pasivo tiende a garantizar la presencia en el juicio de todos aquellos a quienes interesa la cuestión sustantiva en litigio, bien sea por disposición legal, bien por razón de no ser escindible la relación jurídica material, siendo una exigencia de naturaleza procesal que se funda en el principio de audiencia y de prohibición de la indefensión y que robustece la eficacia del proceso evitando resultados procesales inútiles por no poder hacerse efectivos contra los que no fueron llamados a juicio, o impidiendo sentencias contradictorias.



La necesidad de salvaguardar el principio de tutela judicial efectiva y evitar la indefensión de quienes no han sido llamados al litigio cuando debieran serlo, nuestro sistema reacciona y exige integrar el litigio, a cuyo efecto en el artículo 12 de la Ley de Enjuiciamiento Civil impone que el objeto único se ventile originariamente frente a pluralidad de partes en un solo proceso y dispone que «Cuando por razón de lo que sea objeto del juicio la tutela jurisdiccional solicitada sólo pueda hacerse efectiva frente a varios sujetos conjuntamente considerados, todos ellos habrán de ser demandados, como litisconsortes, salvo que la ley disponga expresamente otra cosa», lo que ha sido interpretado en el sentido de que el litisconsorcio necesario exige que concurran conjuntamente los siguientes requisitos: (a) nexo común entre presentes y ausentes que configura una comunidad de riesgo procesal; (b) que ese nexo, sea inescindible, homogéneo y paritario; y (c) que el ausente del proceso no haya prestado aquiescencia a la pretensión del actor [sentencias de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 15 de septiembre de 2015 (Roj: STS 3706/2015, recurso 2073/2013), 30 de junio de 2015 (Roj: STS 2739/2015, recurso 2288/2013), 25 de marzo de 2015 (Roj: STS 1088/2015, recurso 926/2013), 26 de noviembre de 2014 (Roj: STS 5105/2014, recurso 1063/2013), 22 de junio de 2011 (Roj: STS 4041/2011, recurso 1988/2007), 18 de mayo de 2011 (Roj: STS 2908/2011, recurso 528/2008), 20 de abril de 2011 (Roj: STS 4292/2011, recurso 2175/2007), 1 de marzo de 2011 (Roj: STS 2012/2011, recurso 1911/2007)] (La referencia Roj es la numeración en la base de datos del Centro de Documentación Judicial, que puede ser consultada en la página web del Consejo General del Poder Judicial).

2º.- Salvadas situaciones excepcionales, no es posible apreciar la existencia de un litisconsorcio pasivo necesario en supuestos de culpa extracontractual, cuando el fundamento de tal excepción radica en que el imputado como autor de la acción culpable o negligente articula su defensa señalando a terceros como posibles responsables del evento dañoso. Lo aquí enjuiciado es la responsabilidad de don Jaime. Si resulta acreditada su autoría o su deber de responder (cuando se impone la responsabilidad por hecho ajeno), la demanda será estimada. Si no resultase probada, deberá desestimarse la pretensión de doña Paula. Pero no puede acudirse al sistema de señalar posibles autores o coautores en el ámbito de la culpa extracontractual. Máxime cuando la responsabilidad extracontractual en que hubiera podido incurrir el maderista, en el supuesto más favorable al recurrente, estaría prescrito por haber transcurrido más de un año sin ejercer acción alguna contra él (artículo 1968.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil). Luego la ampliación subjetiva de la demanda estaría llamada al fracaso desde el inicio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada