Banner Aleman Abogados

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

domingo, 14 de diciembre de 2014

Procesal Penal. Constitucional. Derechos fundamentales. Secreto de la correspondencia. Apertura de paquete postal sin la presencia del destinatario. Quedan excluidos de la protección del secreto de la correspondencia los envíos que se remitieran abiertos y aquéllos que se enviaran en régimen de "etiqueta verde", la cual supone la existencia de una expresa declaración del remitente acerca de su contenido, lo que excluye la posibilidad de que contuviera mensajes u otro tipo de correspondencia.

Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de noviembre de 2014 (D. José Ramón Soriano Soriano).

[Ver sentencia completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
PRIMERO.- En el primero de los cinco motivos que formula el recurrente, con amparo procesal en el art. 5.4 L.O.P.J. y 852 L.E.Cr. considera infringido el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva, sin que en ningún caso pueda producirse indefensión, y a un proceso con todas las garantías (art. 24.1 y 2 C.E.).
1. Considera el acusado que se incumplió el art. 584 L.E.Cr. que establece que para la apertura y registro de la correspondencia postal será citado el interesado para que pueda presenciar la operación, lo que determinó la vulneración del secreto de la correspondencia regulado en el art. 18.3 C.E.
En el alegato impugnativo aduce una circunstancia inexistente, pues afirma que el envío postal no tenía indicativo exterior de su contenido ni llevaba la etiqueta verde.
Así pues, al recibir el paquete en Correos (27-2-2013) y someterlo a prueba de Rayos X, comprobando que el paquete, por la densidad del contenido podía tratarse de sustancia estupefaciente, la policía judicial aeroportuaria o los funcionarios de Correos proceden a realizar una punción y analizar su contenido que dio positivo a la sustancia estupefaciente cocaína. Posteriormente el 4 de marzo de 2013 se procede de nuevo a la apertura del paquete en sede judicial, a presencia de la imputada y de su letrado.
El recurrente entiende, que tal presencia fue tardía y el paquete en el intervalo pudo haber sido manipulado.
2. Al recurrente no le asiste razón. En su escrito ha olvidado que el envío postal estaba provisto de etiqueta verde y su contenido estaba declarado ("Chullo, portafotos, lapiceros y portalapiceros"), como puede comprobarse por la declaración de hechos probados. Es del caso recordar el Acuerdo del Pleno no jurisdiccional de esta Sala de 4 de abril de 1995, según el cual queda excluido de la protección del secreto de la correspondencia los envíos que se remitieran abiertos y aquéllos que se enviaran en régimen de "etiqueta verde", la cual suponía la existencia de una expresa declaración del remitente acerca de su contenido lo que excluiría la posibilidad de que contuviera mensajes u otro tipo de correspondencia.



La excepción ha sido ampliada por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (S.T.C. nº 281/2006 de 9 de octubre) seguido de otras muchas de esta Sala. En éstas se distingue entre correspondencia y envío postal de objetos y mercancías, mereciendo una interpretación restrictiva la consideración de correspondencia a cualquier objeto. Incluso sin necesidad de declarar contenido cuando por las características externas del envío o paquete (peso, volumen, etc.) es propio de un intercambio de mercancías, la protección del art. 18.3 C.E. debe decaer [(SS.T.S. de 30 de marzo de 2004 (nº 404), 9 de diciembre de 2008 (nº 848), 4 de noviembre de 2009 (nº 1047) y 11 de mayo de 2011 (nº 648), y desde luego el apoyo decisivo lo encuentra en la sentencia del T.C. de 9 de octubre de 2006 (nº 281)].

Por lo expuesto el motivo debe rechazarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario