Banner Aleman Abogados

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

domingo, 22 de marzo de 2015

Civil – Familia. Crisis matrimoniales o de parejas. Alimentos de los hijos menores. Gastos extraordinarios. Los gastos de material escolar, los libros de colegio, uniforme, medicamentos de uso frecuente, como el Dalsy, no tienen la consideración o naturaleza de gastos extraordinarios, estando incluidos en la pensión ordinaria de alimentos.

Auto de la Audiencia Provincial de Madrid (22ª) de 10 de febrero de 2015.

¿Conoces la FUNDACIÓN VICENTE FERRER?. ¿Apadrinarías un niño/a por solo 18 € al mes?. Yo ya lo he hecho. Se llaman Abhiran y Anji. Tienen 7 y 8 años y una mirada y sonrisa cautivadoras.
[Ver esta resolución completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
PRIMERO.- Recurso de apelación.
En el proceso entablado para la ejecución de Titulo Judicial, de la sentencia de divorcio de 28 de junio de 2013, que aprobaba el Convenio Regulador de 18 de junio de 2013, recaída en los autos nº 351/2013, del Juzgado de Primera Instancia, Familia nº 79 de Madrid; por la representación procesal de doña Almudena, ejecutante-apelante, se interpone recurso de apelación contra el Auto de fecha 14 de febrero de 2014, que deniega el despacho de ejecución, por considerar que en el citado Convenio solo se refiere a los gastos extraescolares y cuestiones médicas, y que los gastos cuyo pago se interesa son gastos ordinarios y no extraordinarios.
En el recurso se alegan como motivos, la consideración de gastos extraordinarios los reclamados por la ejecutante, al ser relativos a uniformes, material escolar y libros de los menores para empezar el curso escolar, y gastos médicos, reclamando la cantidad de 290,44 € la mitad del gasto total de 580,89 €, así como que las partes pactaron que en los gastos extraordinarios estaban los relativos a material escolar y los imprescindibles para el arranque del curso escolar. Termina solicitando que se consideren como extraordinarios los gastos reclamados.



SEGUNDO.- Motivo del recurso Impugnación.
Conviene precisar que las sentencias, y resoluciones en general, deben ejecutarse en sus propios términos, de conformidad con lo establecido en el artículo 18.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, "Las sentencias se ejecutaran en sus propios términos", por tanto tenemos que estar a lo acordado en la Sentencia que se ejecuta, de tal manera que las actuaciones en el proceso deben propiciarse teniendo en cuenta el principio de tutela judicial efectiva, reconocido el artículo 24 de la Constitución.
El Convenio Regulador aprobado en la sentencia de divorcio que se pretende ejecutar en la estipulación cuarta dispone después de fijar la pensión de alimentos de 150 € para cada hijo común, y su modo de actualización lo siguiente: "Asimismo el padre se hará cargo del 50% de los gastos extraordinarios que generen los niños, ya sea por cuestiones médicas como los derivados de los gastos extraescolares que acuerden de mutuo acuerdo que serán abonados previa justificación de los mismos por la madre.", la interpretación de esta clausula ha de estar a los acordado por las partes, artículo 1.281 y siguientes del Código Civil, apreciándose que no han desarrollado a que gastos se refieren y mucho menos se hace constar como dice la parte en el recurso que incluyan los relativos a material escolar y los imprescindibles para el arranque del curso escolar, habiendo podido hacerlo al tratarse de un mutuo acuerdo.
Tampoco la parte a la vista de la negativa del padre al abono de estos gastos ha solicitado su resolución por los trámites del artículo 776.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que dispone: "Cuando deban de ser objeto de ejecución forzosa gastos extraordinarios, no expresamente previstos en las medidas definitivas o provisionales, deberá solicitarse previamente al despacho de ejecución la declaración de que la cantidad reclamada tiene la consideración de gastos extraordinario. Del escrito solicitando la declaración de gasto extraordinario se dará vista a la contraria y, en caso de oposición dentro de los cinco días siguientes el tribunal convocará las partes a una vista que se sustanciará con arreglo a lo dispuesto en los artículos 440 y siguientes y que resolverá mediante Auto".
Como viene poniendo de manifiesto esta Sala se han de considerar gastos extraordinarios en la vida de los hijos, aquellos que no tienen periodicidad prefijada, en cuanto dimanantes de de sucesos de difícil o imposible revisión previsión apriorística, de tal modo que puedan surgir o no, además de ser vinculados a necesidades que han de cubrirse económicamente de modo ineludible, en orden al cuidado, desarrollo y formación en todos los órdenes del alimentista y ello en contraposición al concepto de lo superfluo o secundario, de lo que puede prescindirse sin menoscabo para el alimentista.

Aplicando esta doctrina, y como viene declarándose en numerosas resoluciones de esta Sala, los gastos de material escolar, los libros de colegio, uniforme, medicamentos de uso frecuente, como el Dalsy, no tienen la consideración o naturaleza de gastos extraordinarios, estando incluidos en la pensión ordinaria de alimentos, por lo que debe de desestimarse el recurso presentado, confirmando la resolución recurrida que conforme a lo dispuesto en el artículo 552.1 de la de la Ley de Enjuiciamiento Civil, deniega el despacho de ejecución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario