Banner Aleman Abogados

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

domingo, 22 de marzo de 2015

Civil – D. Hipotecario. Procesal Civil. Ejecución hipotecaria. Abusividad de la cláusula de vencimiento anticipado que la fija en el impago de una sola cuota. Demanda de ejecución presentada después del impago de ocho cuotas. No se puede aplicar con carácter retroactivo la nulidad del título, en tanto no se resuelva la cuestión planteada ante el TJUE sobre la desproporción entre las cuotas impagadas y el largo tiempo que se ha pactado para la devolución del préstamo.

Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona (14ª) de 30 de enero de 2015.

¿Conoces la FUNDACIÓN VICENTE FERRER?. ¿Apadrinarías un niño/a por solo 18 € al mes?. Yo ya lo he hecho. Se llaman Abhiran y Anji. Tienen 7 y 8 años y una mirada y sonrisa cautivadoras.
[Ver esta resolución completa en Tirant On Line Premium. http://www.tirantonline.com/tol]
PRIMERO.- La actora UNNIM BANCO SAU, apela el auto de 11/04/2013, por el cual se deniega el despacho de ejecución hipotecaria instado. Considera el iudex a quo, que el vencimiento del préstamo es en el año 2046, sin tener en cuenta la cláusula de vencimiento anticipado, que no refiere pero que inaplica para denegar el despacho.
Se alega en el recurso de apelación que la cláusula no era abusiva con la anterior regulación.
SEGUNDO.- Ante todo cabe indicar que examinados los documentos aportados a la demanda se desprende que en el momento de interponer la demanda de ejecución se adeudaban ocho cuotas, y en el momento del recurso diez mensualidades impagadas.
La demanda se presenta además antes de la entrada en vigor de la Ley 1/2013 de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, que reforma el artículo 693 de la LEC, apartados 1º y 2º, estableciendo como requisito sine qua non para la viabilidad de la acción ejecutiva que hubieren resultado impagados cuanto menos tres cuotas.
Como se ha dicho, pese al redactado de la cláusula sexta del contrato, en el momento de interposición de la acción ya se cumplían con los requisitos de tres cuotas mínimas impagadas (693.2 actual redacción).
La Sala se ha pronunciado en distintas ocasiones, sobre la cuestión entendiendo (Rollos de sala 139/2014; 161/2014) y 744/2013 en el que ya señalábamos que: "si bien del redactado del apartado 2º antes citado, se puede deducir que a partir de la entrada en vigor de la Ley en la formalización de la hipoteca se deberá contemplar en la cláusula de vencimiento anticipado al menos tres cuotas o más a convenir con el solicitante del préstamo hipotecario.



Esta prevención no puede afectar a las hipotecas contratadas antes de la entrada en vigor de la norma, toda vez que, como bien expone la parte apelante, no cabe aplicar con efectos retroactivos la abusividad de la cláusula al afectar al título mismo. Ello no sólo porque la ley no lo establece, tal como se desprende de las Disposiciones Transitorias, y por estar proscrito en nuestro ordenamiento (art. 2 del CC). Sólo cabría declarar abusiva la cláusula si la parte hace uso del vencimiento anticipado conforme a la misma, en otro supuesto supone una renuncia del derecho que en su día le asistía.
En definitiva no puede sostenerse que el título constitutivo, que es el que confiere a la parte acreedora para acudir al cauce del procedimiento hipotecario por haber insertado una cláusula que, conforme a la actual doctrina y normativa es, ahora, nula, cuando no se hace uso (privilegiado) de la misma ateniéndose a la actual normativa, en caso contrario se quebraría con el derecho a acudir a este cauce hipotecario.
TERCERO.- Sentado lo anterior, también es conocedora esta sección, de la sentencia dictada por el TJUE el 14/1/2013, por tanto, con posterioridad a la entrada en vigor de la repetida ley. Señala la misma que "el artículo 3, apartados 1 y 3, de la Directiva 93/13 y los puntos 1, letras e) y g), y 2, letra a), de su anexo deben interpretarse en el sentido de que, con el fin de examinar el carácter abusivo de una cláusula de vencimiento anticipado de un préstamo hipotecario, como la controvertida en el litigio principal, reviste en particular una importancia esencial:
- la cuestión de si la facultad del profesional de resolver unilateralmente el contrato depende de que el consumidor haya incumplido una obligación que revista carácter esencial en el marco de la relación contractual de que se trate;
- la cuestión de si esa facultad está prevista para los casos en los que tal incumplimiento tiene carácter suficientemente grave con respecto a la duración y a la cuantía del préstamo;
- la cuestión de si dicha facultad constituye una excepción con respecto a las normas aplicables a falta de acuerdo entre las partes, de manera que resulte más difícil para el consumidor, a la vista de los medios procesales de que dispone, el acceso a la justicia y el ejercicio de su derecho de defensa, y
- la cuestión de si el Derecho nacional prevé medios adecuados y eficaces que permitan al consumidor sujeto a la aplicación de esa cláusula poner remedio a los efectos de la resolución unilateral del contrato de préstamo.
Corresponde al órgano jurisdiccional remitente realizar esta apreciación en función de todas las circunstancias que concurran en el litigio del que conoce".
En el rollo de apelación 744/2013 de 30/05/2014, ya expusimos que "a tenor de esta sentencia aparentemente se abre, a partir de su publicación un nuevo escenario por el cual, podrán los tribunales valorar todas las circunstancias concurrentes para determinar el alcance del incumplimiento, de manera que se podría concluir que, a tenor de cada caso concreto, la convicción de que este período mínimo que establece el actual artículo 693 de la LEC, también resulta insuficiente para despachar ejecución.
Al efecto, en la actualidad, se han planteado nuevas cuestiones sobre esta cuestión, ante el TJUE, en las que se plantea la desproporción entre las cuotas impagadas y el largo tiempo que se ha pactado para la devolución del préstamo.
En definitiva se plantean dudas sobre este plazo mínimo establecido por la norma, cuando puedan concurrir otras circunstancias que conlleven una situación de desequilibrio para el consumidor."

CUARTO.- Sin embargo, todo ello, no cabe, ahora, el sobreseimiento de la ejecución cuando al interponerse la demanda se daban los requisitos de las tres cuotas adeudadas, en el caso concreto ocho impagos. En suma, no se puede aplicar con carácter retroactivo la nulidad del título, en tanto no se resuelva la cuestión, por lo cual cumplida la prevención del actual artículo 693 de la LEC, debe darse curso a la demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario